Request a Demo

Evolución de la notificación masiva en la gestión de eventos críticos

Evolución de la notificación masiva en la gestión de eventos críticos hero image

Qué le parecería que su organización pudiera anticiparse a todo tipo de eventos críticos? Cuando se trata de pensar con anticipación, en cómo su compañía manejará un evento crítico, esta pregunta no es un ideal descabellado, sino un objetivo alcanzable. Para llegar a esa realidad, la capacidad de gestionar eventos críticos debe evolucionar junto con la organización. Por ejemplo, es probable que ya tenga una solución de notificación masiva, pero, a medida que la empresa crece, este tipo de medidas deja de ser suficiente. Ya no bastan por sí solas para abordar con confianza aquellas situaciones a las que tendrá que hacer frente la organización, como pudiera ser un incidente con tiradores activos, ataques terroristas, condiciones climáticas severas, cortes de TI o ataques cibernéticos.

Descubre más sobre Everbridge Mass Notification

 

Según el informe 2020-21 MIM Annual, el 73 por ciento de los encuestados considera que sus empresas no han invertido o no lo suficiente en la gestión de incidentes importantes. Si esto lo extrapolamos a situaciones que afectan a otras localizaciones, países o incluso a escala global, ¿qué capacidad tendrá la compañía para responder a esa alerta con la información y las herramientas necesarias cuando el tiempo sea esencial?

Si piensa en el futuro de su organización, la notificación masiva es solo el primer paso hacia una estrategia completa de gestión de eventos críticos (en inglés Critical Event Management, CEM). La construcción de una estrategia CEM más integral garantizará la seguridad de sus empleados, la continuidad de las operaciones comerciales, la fiabilidad de los ingresos consistentes y la resiliencia frente a eventos críticos.

Beneficios de CEM

Es probable que su organización tenga algún plan de emergencias, sin embargo, las compañías de hoy se enfrentan a un número creciente de eventos críticos. Por ejemplo, CrowdStrike descubrió que las intrusiones que amenazan la ciberseguridad de las empresas en todo el mundo crecieron un 400 por ciento sumando los años 2019 y 2020, y ese es solo un tipo de evento crítico. La tormenta invernal Uri podría costarle al estado de Texas hasta 295.000 millones de dólares (unos 250.000 millones de euros). La capacidad de estar preparados para eventos críticos no solo proporciona seguridad para los empleados, también ayuda a reducir significativamente el impacto financiero que podría tener un incidente grave en la cuenta de resultados.

Con frecuencia, tener una solución de emergencia independiente, como la notificación masiva, es insuficiente para manejar un evento crítico de la manera más efectiva y eficiente posible. Aquí es donde entra en juego el CEM.

Una plataforma de gestión de eventos críticos (CEM) utiliza tecnología para transformar digitalmente procesos manuales basados en papel. Entre sus beneficios destacan:

Pedestrian crowds crossing the street - photographed from directly above

  • Consolidar la información sobre los riesgos para la organización al objeto de ofrecer una imagen operativa común, lo que permite una rápida detección y evaluación de dichos riesgos.
  • Consolidar información sobre los activos de la organización, de manera que se consiga una imagen operativa común. Esto permite una comprensión detallada del riesgo. La capacidad de automatizar el inicio de los procesos de respuesta a incidentes.
  • Gestionar el ciclo de vida del incidente desde el principio hasta el final.
  • Recuperación más rápida de las operaciones durante o después del incidente.
  • Evaluación más completa del perfil de riesgo de la compañía para pasar de un enfoque de respuesta reactiva frente una crisis a un enfoque proactivo de prevención.
  • Análisis acelerado de su desempeño.

Piense en una plataforma CEM como una estructura que alberga toda la información y tecnología que necesita bajo un mismo techo para gestionar con éxito cualquier evento crítico que pueda afectar a su organización. La incorporación de una estrategia CEM completa va mucho más allá que tener la capacidad de realizar notificaciones masivas. Es un enfoque holístico en torno a la manera en que las organizaciones pueden volverse más eficientes mediante la digitalización de procesos, al tiempo que garantizan la máxima resistencia frente a amenazas, tanto físicas como digitales.

Estrategia holística

Si su organización ya cuenta con una solución de notificación masiva, es fantástico. Significa que entiende el valor de contar con una solución que permita actuar de manera eficiente y efectiva cuando ocurre un evento crítico. Este es un paso proactivo para convertirse en una organización más resistente. Sin embargo, es importante comprender que la notificación masiva en sí misma es solo un componente de una estrategia completa de gestión de eventos críticos.

Una estrategia exitosa de gestión de eventos críticos consta de cuatro partes:

  1. Evaluación del impacto de un evento crítico utilizando inteligencia relevante en tiempo real.
  2. Localización de todos los empleados y activos que podrían estar en peligro mediante tecnología de seguimiento dinámico.
  3. Actuar de forma coherente y adecuada con la ayuda de la automatización.
  4. Analizar cómo la organización ha gestionado el incidente, qué hizo bien y qué se puede mejorar de cara a situaciones futuras.

Sea proactivo

Si bien es complicado imaginar que su organización se vea afectada por un incidente crítico, lo cierto es que esta posibilidad responde hoy día más a un “cuándo” que a un “si será”. Ser resiliente requiere tomar medidas proactivas para desarrollar un plan e implementar la tecnología adecuada que permita guiar y proteger con éxito a su personal y sus activos antes, durante y después de una experiencia difícil.

Además, cada vez aparecen más leyes que requerirán que las empresas presupuesten y planifiquen la implementación de tecnología de gestión de eventos críticos. Estas normas les obligarán a considerar tanto sus capacidades de notificación como de ubicación dinámica.

Es por ello importante comenzar por programar evaluaciones de las prácticas actuales de gestión de riesgos de la compañía. De este modo, usted podrá para comprobar si su organización supera esas evaluaciones o si sus procesos funcionan de la manera más eficaz posible para que esta evolucione sin dejar de cumplir con la legislación.

Por último, asegúrese de tener una solución que crezca y se adapte a medida que evoluciona su organización. Pregunte a sus proveedores si sus soluciones pueden cubrir las cinco facetas de su organización. ¿Puede conducirle al éxito a través de las cuatro etapas de un evento crítico? Asegurarse de tener una solución que le proporcione las herramientas necesarias para superar con confianza ante cualquier desafío, manteniendo a sus empleados seguros y sus operaciones en constante funcionamiento sin problemas.