Skip to main content

Hay eventos críticos que pueden resultar familiares para una organización, que suceden con frecuencia o que incluso siguen una programación establecida. Otros pueden suponer nuevos desafíos que los equipos de respuesta no hayan visto ni experimentado antes. En el peor de los casos, los eventos podrían incluso ocurrir simultáneamente, obligando al personal de respuesta a dividir su atención a la vez que intentan anticiparse y tener en cuenta los efectos combinados. Sea como fuere, todos los eventos críticos requieren un liderazgo firme para minimizar el impacto sobre las personas y las operaciones de una organización.

Cuando se discute sobre el estado de preparación de una organización para hacer frente a eventos críticos nos solemos centrar en las capacidades y la planificación de la empresa. No obstante, hasta el mejor plan de respuesta a emergencias tiene pocas probabilidades de éxito si los miembros del equipo de liderazgo encargados de organizarla no están bien equipados para gestionar una respuesta coordinada.

Vamos a examinar detenidamente las habilidades esenciales que los líderes deben poseer y poner en práctica cuando tiene lugar una crisis. Así estarán mejor preparados para anticiparse a los eventos críticos, mucho antes de que ocurran.

Comprender los tres tipos de eventos críticos

Hay tres categorías de eventos críticos que las organizaciones pueden sufrir y deben ser capaces de gestionar. Las emergencias de rutina, como los desastres naturales, son eventos que no resultan nuevos y que podemos planificar en función de la experiencia acumulada. Las emergencias de crisis, como los ataques terroristas, son acontecimientos novedosos casi imposibles de prever, por lo que la planificación previa es poco común. En tercer lugar, hay crisis de emergencia que inicialmente se presentan como emergencias de rutina, y generan en el personal de respuesta una falsa sensación de seguridad, dado que creen haber experimentado ya este tipo de evento crítico, cuando en realidad no es así (la reciente pandemia global es un buen ejemplo).

Puesto que, en parte, el alcance, la gravedad y la novedad de los eventos críticos determinarán la utilidad real de los planes de respuesta a emergencias de una organización, es importante tener en cuenta los dos componentes de la preparación que entran en juego al afrontar eventos críticos: operar en un estado constante de preparación y disponer de una amplia gama de planes de contingencia. La planificación de la respuesta a emergencias es crucial, pero incluso el plan más sólido no puede cubrir todas las situaciones posibles. Todos los eventos críticos implican tomar decisiones en tiempo real y actuar en medio de una tremenda presión.

Contrariamente a la creencia común, las organizaciones no se preparan para todos los posibles eventos críticos. Los peores escenarios son demasiado amplios, graves e impredecibles, por lo que no resulta práctico ni rentable incorporar estos escenarios a un plan de respuesta o de formación para emergencias. Por el contrario, los planes de respuesta a emergencias se diseñan para abordar emergencias de rutina, que son razonablemente predecibles y las organizaciones ya saben cómo gestionar.

Entonces, ¿cómo puede una organización estar preparada para emergencias y eventos críticos? Aquí es donde entran en juego las habilidades de liderazgo de los gerentes de emergencias.

Siete habilidades esenciales para una gestión de crisis eficaz

Según Regina Phelps, reconocida experta en el campo de la gestión de emergencias y la planificación de continuidad, y una de las más destacadas expertas en la materia de Everbridge, hay siete habilidades esenciales que los miembros del equipo de liderazgo de una organización deben poseer y desarrollar para gestionar los eventos críticos de forma eficaz, proteger a su personal y mantener la continuidad del negocio:

  1. Conciencia situacional
  2. Improvisación
  3. Creatividad y adaptabilidad
  4. Decisión
  5. Acción
  6. Comunicación
  7. Reevaluación

En un reciente webinar de Everbridge, la Sra. Phelps destacó la importancia de cada una de estas habilidades e ilustró cómo la interacción entre ellas puede ayudar a los líderes a minimizar el impacto de los eventos críticos en sus organizaciones. A continuación, ofrecemos un breve resumen de los principales puntos que abordó la Sra. Phelps.

La primera habilidad es la conciencia situacional, entendida como la capacidad del equipo de liderazgo para tener en cuenta el contexto que rodea a un evento crítico mientras este tiene lugar, evaluar la relevancia y la integridad de la información disponible, anticipar las consecuencias probables y tomar decisiones apropiadas. Cuando un equipo de liderazgo es incapaz de extraer la información crucial ignorando los datos irrelevantes, o de comprender las implicaciones de ciertas medidas de respuesta, es poco probable que sea capaz de minimizar el impacto de la crisis.

La siguiente habilidad que los líderes deben desarrollar es la improvisación, la capacidad de cambiar rápidamente los planes en función de la información obtenida mediante la conciencia situacional. En una verdadera emergencia de crisis, lo más probable es que el plan A (probado, comprobado y verdadero) no funcione. En vez de ese plan A, los líderes de respuesta a emergencias tendrán que recurrir al plan B. Por desgracia, cuanto más novedoso sea un evento, mayor será la probabilidad de que ni siquiera exista un plan B. Por improvisación se entiende la capacidad del equipo de liderazgo para ajustarse sobre la marcha y trazar un nuevo plan.

La improvisación va de la mano de la creatividad y la adaptabilidad. Si bien entendemos la improvisación como la capacidad de idear un plan B sobre la marcha usando solo las conclusiones alcanzadas mediante la conciencia situacional, la creatividad y la adaptabilidad se definen como la capacidad del equipo de liderazgo para poner en práctica dicho plan y reaccionar en consecuencia a medida que cambian las condiciones. La respuesta de emergencia nunca es estática. En situaciones de crisis, los líderes no pueden casarse con una sola estrategia. Deben seguir recibiendo nueva información, escuchar atentamente y consultar con el personal de emergencia de primera línea, que comprende qué está sucediendo. Y, según lo aconsejen las condiciones, deben tener la disposición y la capacidad de pivotar.

Lo que hasta el momento estaba implícito necesita explicitarse: la decisión es otra habilidad esencial. Los líderes deben ser capaces de hacer avanzar a sus organizaciones aun con información confusa, incoherente y cambiante. Si hemos entendido la necesidad de improvisación, creatividad y adaptabilidad, entenderemos que la decisión no implica rigidez. Pero sí que implica la necesidad de pasar a la acción rápidamente, incluso cuando la conciencia situacional continúe evolucionando. Si, durante la respuesta, se hace evidente que la decisión que se ha tomado es equivocada, los líderes deben reevaluar la situación.

Tenga en cuenta el siguiente principio para la respuesta a eventos críticos: No se puede controlar el desastre, pero se puede controlar la respuesta al desastre, y ello requiere asumir el bastón de mando del liderazgo. La acción es una habilidad de liderazgo que, al igual que la decisión, casi nunca se menciona. No obstante, la acción no puede darse por sentada. Quien haya sufrido una situación en la que la persona en posición de liderazgo sea reacia a liderar sabe de qué hablamos. Los líderes deben demostrar la capacidad de llevar a cabo los planes previstos, para que otros sigan su ejemplo.

La capacidad de liderazgo del equipo directivo depende en gran medida de una comunicación eficaz. Cada organización debe contar con una plataforma de comunicación de eventos críticos y emergencias que, en caso de crisis, permita al equipo de respuesta a emergencias:

  • Comprender dónde está el personal de la organización en relación con la crisis
  • Enviar mensajes automatizados y contextualizados a todo el personal, incluidos, entre otros, quienes están directamente en peligro
  • Comunicarse con el personal de la organización para comprender cómo les afecta la crisis y garantizar su seguridad

Dicho esto, la plataforma de comunicaciones es solo el medio para enviar y recibir mensajes. Los mensajes en sí requieren un enfoque completamente diferente. Para evitar confusiones, los mensajes deben ser claros, nítidos, concisos y oportunos. Es importante que estas comunicaciones no alarmen al personal, pero deben transmitir claramente la magnitud de la situación. Es crucial que el equipo de liderazgo haga uso de todos los canales de comunicación, incluidas las redes sociales.

La última habilidad que los equipos de liderazgo necesitan para minimizar el impacto de los eventos críticos es la reevaluación. Sin la voluntad de analizar la gestión de la respuesta a emergencias y preguntarse una y otra vez: «¿cómo lo estamos haciendo?» y «¿qué estamos pasando por alto?», todas las habilidades comentadas pierden su efecto. Sin poder aplicar una reevaluación cuidadosa, los equipos de liderazgo corren el riesgo de conducir a sus organizaciones por un camino que amplificará el alcance y el impacto de los eventos críticos en sus organizaciones, en lugar de minimizarlos.

Le invitamos a ver el webinar para conocer en detalle estas habilidades esenciales de liderazgo. Si desea obtener más información, póngase en contacto con nosotros.

Tanto empresas como comunidades vienen sufriendo un aumento de las interrupciones por amenazas como clima extremo, disturbios sociales, robos, y vandalismo, pandemias y ciberataques. Debido a estas interrupciones, muchas organizaciones están preocupadas por la seguridad de su personal y sus operaciones. El mundo moderno se vuelve cada vez más incierto, por lo que las organizaciones que quieran triunfar deben construir resiliencia para anticiparse a las amenazas y evitarlas, para responder de forma eficaz cuando sea necesario y para aprender de sus experiencias con vistas a mejorar su respuesta futura.

La incertidumbre es la nueva normalidad

Según el  índice de incertidumbre mundial del FMI«[…] la incertidumbre mundial ha aumentado notablemente desde 2012. En retrospectiva, hay pocos momentos de los últimos 60 años en los que la incertidumbre haya alcanzado los niveles observados en la última década.»

ULa incertidumbre repercute en la confianza de las empresas. Según el Informe de Riesgos Globales 2022 del Foro Económico Mundial , el 85 % de los líderes y expertos mundiales encuestados muestran preocupación o inquietud. De acuerdo con el Barómetro de Riesgos de Allianz de 2022, los ciberataques, las interrupciones operativas y los desastres naturales son los asuntos que más preocupan a las organizaciones.

No les falta razón a las organizaciones cuando se preocupan por los delitos cibernéticos. Según una encuesta de Software Advice, el 62 % de las pequeñas y medianas empresas con sede en el Reino Unido sufrieron un aumento de las ciberamenazas en 2020 y 2021. Estas amenazas tienen un impacto económico muy real.  McAfee estima que las pérdidas mundiales por ciberdelincuencia superarán el billón de libras esterlinas en 2022, lo que supone un aumento del 50 % con respecto a 2018.

Según la  Encuesta de Crisis Global 2021 de PwC, la resiliencia se define como «la capacidad de recuperarse de una interrupción. Pero también se refiere a la preparación para habilitar y asegurar nuevas posibilidades». PwC sostiene además que la resiliencia de las organizaciones es fundamental ya no para triunfar, sino para, simplemente, sobrevivir.

Y, a pesar de todo, las organizaciones siguen sin estar preparadas…

A pesar de que el número de interrupciones no deja de aumentar, muchas empresas siguen sin invertir en la construcción de resiliencia. Para recabar más información al respecto, Everbridge, PwC y Atos Unify (líder mundial en servicios y soluciones de comunicación y colaboración) se asociaron para encuestar en julio a 200 líderes sectoriales europeos en resiliencia sobre su preparación para eventos críticos, las inversiones que hicieron en construcción de resiliencia y el impacto sufrido cuando se produjo un evento. La dirección de la encuesta corrió a cargo del profesor Stefan Vieweg, experto en resiliencia empresarial y director del Instituto de Cumplimiento y Gobernanza de la Rheinische Fachhochschule de Alemania.

La mayoría de los encuestados indicaron que habían dedicado menos del 25 % de su tiempo a construir la resiliencia de su organización. Muchas de estas personas, con responsabilidades de dirección, no estaban seguras de cómo implementar eficazmente los programas y plataformas de resiliencia o no sabían qué herramientas estaban disponibles. También tuvieron dificultades para calcular el ROI o correlacionar la inversión en procesos y tecnología de resiliencia y el ahorro de vidas, la reducción de costes y la mitigación del impacto sobre la marca y la reputación de la empresa, como medio para obtener el apoyo de la dirección ejecutiva y lograr la inversión necesaria.

Se entrevistó a líderes sénior de varias industrias europeas para comprender mejor los desafíos a los que se enfrentaban en la construcción de la resiliencia. Uno de ellos destacó la importancia de que la dirección ejecutiva priorizara la resiliencia.

«Es un asunto que debe abordarse en las más altas instancias, si quiere usarse esta autoridad para priorizar [la resiliencia]».

–  Experto en riesgos de TI, empresa francesa líder en el sector de las materias primas.

Otro de los entrevistados reconoció la dificultad de obtener financiación.

«Uno de los obstáculos es que somos reactivos, no proactivos y a nuestro CEO no le gusta gastar dinero. Hemos hablado de la CEM (gestión de eventos críticos), pero lo más difícil es conseguir el presupuesto correspondiente».

– Responsable de RR. HH., empresa tecnológica del Reino Unido

Las empresas pueden estar seguras de su preparación para afrontar riesgos imprevistos, pero sin las herramientas y los procesos adecuados, su respuesta puede ser ineficaz. Casi la mitad de los encuestados declararon estar moderadamente preparados para hacer frente a las amenazas. A pesar de este nivel de confianza relativamente alto, indicaron que solo pudieron evitar aproximadamente el 25 % del daño potencial de los últimos dos eventos a los que habían respondido, con un impacto financiero negativo de más del 50 % de las ventas anuales (si bien probablemente el porcentaje se incrementó por pérdidas achacables al COVID), además de, para el 67 % de los encuestados, semanas y meses de interrupción continua de la actividad.

La gestión de eventos críticos (CEM) construye resiliencia y procura el éxito

Según Atos Unify: «Construir resiliencia es vital para sobrevivir y prosperar en tiempos de cambio. Construir la resiliencia del personal es una máxima prioridad, como parte del deber de cuidado que obliga a toda organización. Fomentar la participación de los empleados se convierte en un factor fundamental para garantizar su seguridad y su rendimiento general. La resiliencia de la infraestructura física y digital marca la diferencia en cuanto al servicio y al valor que esperan recibir los consumidores o los ciudadanos».

Una plataforma de eventos críticos adecuada es un componente clave para construir resiliencia. Las plataformas de gestión de eventos críticos utilizan la tecnología para automatizar los procesos manuales y reunir diferentes fuentes de datos sobre la marcha, para que las empresas puedan actuar rápidamente y con decisión a la hora de evaluar los riesgos y evitar que su personal y sus operaciones se vean dañados. La plataforma de CEM de Everbridge reúne inteligencia empresarial innovadora, comunicaciones y gestión de crisis para ayudar a las organizaciones a anticipar riesgos y responder a eventos críticos. Cuando tiene lugar un incidente grave, la plataforma de Everbridge permite que las empresas se recuperen rápidamente, aprendan y se adapten a las condiciones y sigan teniendo éxito.

La plataforma de Everbridge reduce la incertidumbre y aumenta el control. En una encuesta realizada entre las organizaciones con certificación Best in Resilience™ de Everbridge, el 86 % de los encuestados confiaba en su capacidad para identificar el impacto potencial de una amenaza y el 95 % afirmaba poder contactar con los empleados afectados en menos de quince minutos.

La plataforma de Everbridge es una inversión inteligente con un ROI demostrado. Según un estudio de Forrester sobre Everbridge, la plataforma de CEM de Everbridge se pagó sola en menos de tres meses. Según este estudio, «después de invertir en la plataforma de Everbridge, los clientes descubrieron que podían responder a eventos críticos y contenerlos de manera más rápida y eficaz».

Pero la resiliencia no solo ayuda a las empresas a prepararse para anticiparse y lidiar con los riesgos. Una sólida plataforma de CEM como la de Everbridge también ayuda a las organizaciones a tomar mejores decisiones estratégicas y a aumentar su rentabilidad, puesto que descubre la eficiencia de los costes, mejora las operaciones y aplica prácticas coherentes a toda la organización. Según declaraciones de una empresa farmacéutica global de la lista Fortune 500, «la CEM ha mejorado nuestra eficiencia enormemente. Ha transformado nuestra forma de operar». También puede propiciar nuevas oportunidades debidas a la respuesta exitosa a una amenaza.

Las organizaciones pueden construir su resiliencia con confianza, gracias a las innovadoras soluciones de inteligencia empresarial, comunicación y gestión de crisis de Everbridge. Para ofrecer soluciones de resiliencia sólidas e integrales, Everbridge también colabora con socios como PwC y Atos. Para comprender mejor su nivel actual de resiliencia, las empresas confían en los servicios de consultoría de PwC para identificar vulnerabilidades y oportunidades de mejora en materia de resiliencia. Con las soluciones de CEM verticales, integrales y de alto nivel que ofrece Atos Unify y la plataforma de CEM de Everbridge, las empresas pueden automatizar los flujos de trabajo digitales y visualizar información importante en una sola ubicación central para acelerar los tiempos de respuesta.

Al proporcionar las herramientas para que las organizaciones anticipen los riesgos y respondan de manera eficaz, Everbridge, PwC y Atos Unify se asocian para garantizarle el éxito continuo ante cualquier interrupción.

Más información en nuestra próxima gira sobre resiliencia, con la que recorreremos Europa.

¿Cómo podemos ayudarle a construir la resiliencia de su empresa?

Las organizaciones con un alcance global suelen necesitar que los empleados viajen tanto cerca como lejos. Ahora más que nunca, las empresas tienen el deber de velar por la seguridad, el bienestar y la protección de su personal, independientemente del destino al que acudan. Para garantizar la seguridad de los empleados que están de viaje de negocios, las organizaciones deben preparar a sus empleados ante posibles riesgos y mantenerlos informados durante todo el viaje, brindándoles más asistencia y atención si es necesario.

La importancia de una solución de gestión de riesgos en los viajes (TRM) exitosa

Los riesgos de viajar evolucionan constantemente, por lo que mantener la seguridad de los viajeros resulta cada vez más complicado. Ahora, para ser una organización verdaderamente resiliente y cumplir los estándares de deber de cuidado, las empresas deben contar con una solución de gestión de riesgos en los viajes capaz de lograr una visión holística de los posibles riesgos para los viajeros a la vez que se adaptan a las circunstancias cambiantes.

Los principales componentes de una solución de gestión de riesgos en los viajes exitosa

Una solución de TRM de éxito debe tener en cuenta tres componentes principales: antes del viaje, el viaje en sí y después del viaje. Sin cualquiera de esos componentes, la seguridad de los viajeros de negocios puede verse comprometida, lo que puede dar lugar a posibles litigios y multas por incumplimiento.

Antes del viaje

Los trabajos preliminares para cualquier solución TRM de éxito comienzan en el nivel previo al viaje. Las organizaciones deben confirmar que se han implementado las políticas y los procedimientos adecuados antes de comenzar a viajar. Una vez confirmados, las organizaciones deben asegurarse de disponer de datos claros y precisos en tiempo real de los riesgos de viaje actuales o potenciales y un plan para hacerles frente si se desarrollan.

Durante el viaje

Durante el viaje, las organizaciones deben tener la capacidad de localizar, comunicar y prestar apoyo a los viajeros de negocios en caso de que surjan o se desarrollen posibles riesgos. La implementación con éxito de una estrategia de gestión de riesgos antes del viaje es clave para el éxito durante el viaje en sí. Y es en este nivel donde la destreza técnica de una solución de TRM puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Después del viaje

Y el trabajo no termina una vez que se vuelve de un viaje. Una solución de TRM exitosa debe medir las áreas de éxito y mejora, para así permitir que las organizaciones se adapten a las amenazas actuales o en desarrollo y escalen según sea necesario. Con los datos posteriores al viaje, las organizaciones pueden cuantificar mejor lo que está funcionando al tiempo que mantienen los niveles de cumplimiento.

«Hoy día nos encontramos con una nueva realidad, las plantillas híbridas. Si a ello le unimos el auge de los viajes de negocios, las funciones y los servicios avanzados de gestión de riesgos en los viajes, disponibles ahora a través de Everbridge, cobran mayor importancia si cabe a la hora de cumplir con el deber de cuidado y desarrollar la resiliencia empresarial», afirmó Julie Deppe, responsable de gestión de productos de Everbridge. «Los clientes buscan un único panel de control para ver y gestionar eventos críticos, notificaciones en masa y servicios de asistencia y riesgos en los viajes. Everbridge aborda de forma única esta necesidad apremiante del cliente».

Everbridge para la gestión de riesgos en los viajes

Everbridge aumenta su compromiso de ayudar a las organizaciones a cumplir con su deber de cuidado al mejorar la resiliencia de la empresa. No hay mejor modo de demostrar la materialización de este compromiso que con la nueva (y completa) integración de la  solución de gestión de riesgos en los viajes (TRM) y la la gestión de eventos críticos (CEM).

Al combinar TRM y CEM en una única solución SaaS, Everbridge ayuda a empresas y a organizaciones gubernamentales y sanitarias a mejorar la funcionalidad al aumentar la unificación de datos de viajes, avisos previos al viaje, alertas automatizadas granulares de viajeros y localización dinámica. Estas capacidades, combinadas con la asistencia médica y de seguridad global a través de un centro de respuesta 24/7, ayudan a las organizaciones a crear nuevos estándares que cumplen o superan la guía ISO 31030 publicada recientemente.

Contacte con nosotros para obtener más información sobre cómo Everbridge puede ayudar a su organización a pulir sus procedimientos de gestión de riesgos en los viajes.

Durante los últimos años, las organizaciones no han tenido más remedio que adaptarse de manera continua, sobre todo cuando se trata de proteger a sus empleados que están de viaje de negocios. Cuando la vida era más sencilla, a lo máximo que ascendían las preocupaciones de las empresas era, si acaso, a la pérdida o caducidad de pasaportes, a algún incidente raro de intoxicación alimentaria en las aerolíneas, a retrasos por inclemencias meteorológicas y a turbulencias. Hoy en día, el aumento de las cancelaciones de vuelos, la reducción del personal de las aerolíneas, el cierre de fronteras, las pruebas de vacunas y las posibles cuarentenas han puesto de relieve lo importante que es para las organizaciones proteger a los empleados que viajan. Anvil, una empresa de Everbridge, lleva más de 30 años ayudando a las organizaciones a proteger a sus empleados que están de viaje de negocios. Como líderes en la gestión de riesgos en los viajes (TRM, por sus siglas en inglés) y expertos en soluciones de gestión de riesgos en los viajes, consideran que sigue habiendo una cuestión candente: ¿Cómo pueden las organizaciones proteger y prestar un mejor servicio a sus empleados en un mundo cada vez más impredecible? Si bien cada empresa es única, es esencial comenzar por un enfoque universal para la gestión de riesgos en los viajes.

¿Qué es la norma ISO 31030?

La Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés) es una federación mundial de organismos nacionales de normalización y trabaja para normalizar numerosos temas en organizaciones internacionales, gubernamentales y no gubernamentales. El universo de la gestión de riesgos en los viajes (TRM) ha cambiado drásticamente durante los últimos años y  los viajeros de negocios cada vez se enfrentan a mayores amenazas,Por ese motivo, la ISO ha publicado el documento ISO 31030:2021 (en) Travel risk management – Guidance for organizations (ISO 31030:2021 (en) Gestión de riesgos en los viajes: guía para las organizaciones).

El documento ISO 31030 deriva de la norma de gestión de riesgos ISO 31000 y, por su diseño, proporciona a las organizaciones la orientación necesaria para gestionar y participar en los viajes de la organización. Antes de la creación de la norma ISO 31030, no existían directrices universales para la gestión de riesgos en los viajes (TRM). Las organizaciones tenían que aplicar su mejor criterio al implementar las políticas y procedimientos de seguridad en los viajes, lo que generaba lagunas en los esfuerzos más amplios de gestión del riesgo de las personas.

De acuerdo con la norma ISO, para que las organizaciones generen de manera eficaz una estrategia de gestión de riesgos en los viajes, deben ser capaces de anticipar y evaluar el potencial de amenazas, al tiempo que desarrollan tratamientos y comunicaciones con los empleados para los riesgos identificados. La norma ISO 31030 cubre todos los aspectos de los viajes corporativos y su redacción permite aplicarla a diversos contextos organizacionales, requisitos de viaje y apetitos de riesgo al proporcionar orientación a quienes buscan crear o mejorar su estrategia de TRM al tiempo que garantiza la seguridad de los empleados que están de viaje de negocios.

La estandarización de TRM por parte de la ISO se aplica a cualquier organización, independientemente del sector o tamaño, e incluye orientación para todos los niveles de viajes corporativos, por ejemplo:

• Planificación de autorizaciones
• Política
• Evaluación de los viajeros
• Transporte
• Destino
• Alojamiento
• Y más

Al aplicar esta nueva norma, las empresas y sus empleados que están de viaje de negocios pueden comenzar a experimentar varios beneficios.

Traveler Location

Beneficios de la norma ISO 31030 para las organizaciones

El deber de cuidado es la responsabilidad de una organización de proteger la salud, la seguridad y el bienestar de los empleados durante el desarrollo de la actividad comercial oficial en el lugar de trabajo o fuera de él. Y, como hay empleados que viajan por todo el mundo, las organizaciones deben cumplir con sus obligaciones de deber de cuidado en múltiples jurisdicciones y considerar los riesgos adicionales que acechan a los viajeros de negocios. Si no se evalúan con precisión estos riesgos, pueden tomarse medidas legales contra la corporación.

Al estandarizar la gestión de riesgos en los viajes para las organizaciones, la ISO ayuda a crear y promover una cultura en la que los riesgos relacionados con los viajes se reconocen formalmente, se dotan de los recursos adecuados y se gestionan con eficacia. La incorporación de las normas ISO 31030 beneficia la estrategia más amplia de gestión de riesgos de personal de su organización al:

• Proteger al personal, los datos, la propiedad intelectual y los activos.
• Reducir la exposición legal y financiera.
• Hacer posible la actividad comercial en ubicaciones de alto riesgo.
• Mejorar la reputación y la credibilidad de la organización, lo que repercute positivamente sobre la competitividad, la rotación del personal y la adquisición de talento.
• Mejorar la confianza de los trabajadores en las disposiciones de salud, seguridad y protección relacionadas con los viajes.
• Contribuir a la capacidad de continuidad del negocio y la resiliencia de la organización.
• Demostrar la capacidad de la organización para controlar sus riesgos relacionados con los viajes de manera eficaz y eficiente, posiblemente reduciendo las primas de los seguros.
• Asegurar socios comerciales, con bancos e inversores que posiblemente sean más propensos a financiar negocios.
• Permitir que la organización cumpla con las expectativas de los clientes en términos de seguridad y estabilidad de su cadena de suministro.
• Aumentar la productividad general.
• Contribuir al logro de los objetivos de desarrollo sostenible fortaleciendo la dimensión social de la sostenibilidad.

Incluso con estos beneficios, redefinir las políticas de gestión de riesgos en los viajes puede resultar todo un reto. Por suerte, algunas cosas pueden ayudar a que el cumplimiento de la norma ISO 31030 y la seguridad de los viajeros de negocios sean más manejables cuando se aplican a una estrategia más amplia de gestión de riesgos de las personas.

Redefinir las políticas de gestión de riesgos en los viajes de acuerdo con la norma ISO 31030

Cuando se trata de empleados que viajan, cumplir con las responsabilidades del deber de cuidado tiene el potencial de incorporar a toda la organización. Sin embargo, las decisiones sobre la administración de la política de riesgos en los viajes pueden relegarse a unos cuantos líderes funcionales seleccionados. Para garantizar una gestión eficaz de los riesgos en los viajes, las organizaciones pueden distribuir la propiedad de las funciones de TRM por toda la organización.

Por ejemplo, los gestores de viajes deben personalizar los parámetros de viaje dentro de su sistema para armonizarlos con sus políticas de viaje corporativas, como las calificaciones de riesgo de los destinos y países. Si un ajuste del itinerario se sale de los parámetros especificados, el sistema de TRM debe configurarse para enviar alertas al viajero, al gestor de viajes y al gestor regional responsable de la seguridad del viajero de negocios.

Everbridge ayuda a las empresas a gestionar los riesgos en los viajes y a cumplir con la norma ISO 31030

En resumen, con la expansión de las responsabilidades y  los riesgos del deber de cuidado para los viajeros de negocios en aumento, las empresas deben encontrar nuevas formas de aliviar la ansiedad por los viajes de negocios mientras mantienen la seguridad de los empleados que viajan. Si adopta e integra en su organización la guía estandarizada sobre TRM proporcionada por la ISO, establece unas expectativas claras y la propiedad de las diferentes funciones de TRM, y aplica un espectro completo de protección al viajero a través de la aplicación de la tecnología de TRM, su organización puede obtener varios beneficios, como una mayor seguridad y protección de los empleados, así como un mejor cumplimiento general de las normativas sobre viajes, sometidas a un cambio continuo.

Anvil lleva más de 30 años brindando orientación y apoyo para la gestión de riesgos en los viajes a organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de todo el mundo. Ahora una empresa de Everbridge, en Anvil y Everbridge nos esforzamos por mejorar la visibilidad del riesgo y la conciencia situacional con alertas de incidentes en tiempo real, actualizaciones e información de seguridad global a fin de preparar a los empleados para que viajen a salvo.
Al combinar la inteligencia de riesgos global con los datos de ubicación de los empleados y las comunicaciones multimodales, Everbridge y Anvil ayudan a proteger a los empleados que viajan al tiempo que fortalecen el deber de cuidado, manteniendo a los viajeros de negocios a salvo dondequiera que vayan según la nueva norma ISO 31030.

Si desea obtener información sobre cómo Everbridge puede ayudar a su organización a cumplir con las expectativas en evolución de la gestión de riesgos en los viajes según la norma ISO 31030, descargue  «Una gestión de riesgos en los viajes exitosa: proteja a su personal y logre la resiliencia de la organización» ”o vea este webinar a demanda, «Gestión de riesgos del personal y cómo conseguir una resiliencia operativa ágil».

Después de una crisis, un desastre natural o provocado por el hombre, o cualquier otro tipo de emergencia, las organizaciones tienen que reanudar sus operaciones cotidianas con la mayor rapidez y fluidez posible.

La capacidad de una organización para recuperarse de un desastre requiere una planificación cuidadosa, procesos comprobables y la tecnología adecuada. Según un estudio de Ponemon Institute, el coste promedio del tiempo de inactividad de los centros de datos es de casi 9000 $ por minuto. Un estudio realizado por Gartner estimó el coste del tiempo de inactividad de la red en una cifra más modesta, de unos 5600 $ por minuto. Sea cual sea la cifra real, si hay algo claro es que el tiempo realmente es oro, por lo que las organizaciones deben ser proactivas y tenerlo todo preparado para recuperarse con éxito en caso de desastre.

¿Qué es la recuperación ante desastres?

La recuperación ante desastres es el proceso de restauración de las operaciones comerciales después de una interrupción. La recuperación ante desastres comprende un conjunto de políticas o procedimientos concebidos para garantizar una comunicación eficaz durante el evento y facilitar el retorno a las operaciones normales, la recuperación de los sistemas de tecnología de la información y el restablecimiento del tiempo de actividad de las aplicaciones esenciales para la misión.

Aunque suele combinarse con la continuidad del negocio (BC, por sus siglas en inglés), la recuperación ante desastres difiere en que es un componente del programa de BC. Un programa de BC abarca múltiples planes para mantener las operaciones comerciales antes, durante y después de un evento. El objetivo de la recuperación ante desastres es mantener las operaciones funcionando lo mejor posible mientras se produce un evento y reanudarlas con un tiempo de inactividad mínimo después de que se produzca una interrupción.

Cómo crear un plan de recuperación ante desastres

Un plan eficaz de recuperación ante desastres es un documento que requiere una planificación, una preparación y una prueba meticulosas y detalladas. Contiene una descripción general y las versiones detalladas de las políticas y los procedimientos para remediar un desastre a medida que transcurre, minimizar el impacto de las interrupciones y garantizar que las operaciones se reanuden lo antes posible después del tiempo de inactividad.

Desarrollar un plan de recuperación ante desastres al mismo tiempo que el  plan general de BC supone emplear el tiempo y los recursos de una organización de manera esencial y eficiente. Ambas tareas requieren una evaluación del impacto en el negocio y análisis de riesgos. Los análisis identificarán los componentes críticos del plan de recuperación ante desastres, como el tiempo de recuperación de TI y los objetivos del punto de recuperación.

Más allá del hardware, las aplicaciones y los activos digitales de TI, un plan de recuperación ante desastres debe incluir las instalaciones físicas y la ubicación del personal dentro de las instalaciones. El plan debe identificar lo que debe protegerse durante un desastre, incluido el personal, los activos y las instalaciones afectados. También debe especificar qué recursos serán responsables de qué procedimientos, por ejemplo:

  • Cuándo y cómo mantendrán los gerentes de las instalaciones las operaciones en línea o las cerrarán
  • Qué personal de TI restaurará las copias de seguridad, después de cuánto tiempo de inactividad las restaurarán y cuándo resulta esencial restaurarlas
  • Qué recursos protegerán a las personas, las operaciones y el hardware del peligro
  • Quién integra el equipo de gestión de crisis
  • Quién está a cargo de la recuperación ante desastres / gestión de eventos críticos
  • Quién aprueba y quién entrega las comunicaciones a través de los medios de comunicación

El plan de recuperación ante desastres también debe contener un plan de contingencia: ¿Cuál es el plan B en caso de interrupción? ¿Quién guiará al personal a través del plan B y cómo se formará a los empleados? Después de todo, un plan solo funciona si la plantilla puede seguirlo.

Hay más requisitos para un plan completo de recuperación ante desastres. Entre ellos se incluyen información sobre los seguros disponibles para los cargos y los activos comerciales relevantes, las partes interesadas que deberán firmar todos los procedimientos de recuperación ante desastres y un programa de pruebas.

Cualquier plan se queda en mera hipótesis hasta que los equipos de gestión de crisis o los miembros apropiados de los equipos de gestión de crisis y respuesta a incidentes lo hayan probado. Y las pruebas no son una tarea única; conviene definir y cumplir todo un programa de pruebas. Probar el plan de recuperación ante desastres es la forma más segura de identificar brechas, necesidades o errores en los procedimientos planificados. Las pruebas del plan de recuperación ante desastres incluyen la realización de simulacros utilizando el sistema de comunicación de la organización para emergencias, crisis y desastres.

Comunicación eficaz de recuperación ante desastres

La comunicación durante un desastre y los esfuerzos de recuperación posteriores constituyen la piedra angular del plan. Es esencial que quede meridianamente claro quién habla con quién, cuándo, cómo y qué se comunica. La comunicación eficaz exige vías rápidas y flexibles y se basa en la confianza. La falta de comunicación clara y oportuna puede tener consecuencias para la seguridad y, dependiendo de la naturaleza del desastre, también puede conllevar daños para la reputación de la marca.

Las comunicaciones eficaces durante y después de un desastre se rigen por los siguientes principios:

• Mando y control: la claridad sobre quién está al mando y quién tiene el control resulta esencial.
• Coherencia: cada departamento y grupo debe comunicar la misma información y los datos fundamentales según un guion.
• Colaboración: los pensamientos, procesos y prácticas preidentificados resultan esenciales para la colaboración productiva.
• Coordinación: debe coordinarse la mensajería entre los distintos cargos.
• Comunicación clara a través de canales óptimos: todas las comunicaciones deben compartirse claramente a través de los canales correspondientes.

Las comunicaciones durante y después de un desastre incluyen notificaciones y alertas escritas previamente y que se entregan a la audiencia interna o externa apropiada por correo electrónico o mensaje de texto, e instrucciones que se comparten a través de sistemas de megafonía o llamadas telefónicas. Estas comunicaciones deben incluir mensajes sobre seguridad, lugares de reunión y actualizaciones de estado. Algunos desastres requerirán comunicaciones externas. Las partes externas abarcan a las partes interesadas, los medios de comunicación y los contactos de emergencia.

El enfoque óptimo de la comunicación para la recuperación ante desastres consiste en utilizar una plataforma de comunicación de masas integrada y unificada. Dicha solución consolida las comunicaciones de gestión de crisis, recuperación ante desastres y continuidad del negocio. También proporciona capacidades de respuesta en tiempo real y reglas y políticas preestablecidas. Las plataformas de comunicación masiva con capacidades avanzadas como Everbridge tienen soluciones para automatizar los procesos de gestión de eventos a fin de reducir los errores humanos (como los errores causados por el síndrome del dedo tembloroso), disminuir la carga de las tareas manuales y reducir la latencia entre los desencadenantes de eventos y la respuesta de eventos de la empresa.

¿Cuáles son los pasos en un esfuerzo de recuperación ante desastres?

Dado que los escenarios de crisis repercuten de manera distinta sobre las organizaciones, los componentes de un plan de recuperación ante desastres de éxito deben tener en cuenta varios escenarios de crisis. La clave es documentar los pasos apropiados para mantener al personal protegido y reanudar las operaciones comerciales normales antes de que un evento crítico afecte negativamente a su organización. Para conocer las consideraciones implicadas en el desarrollo de planes de recuperación ante desastres que aborden los diferentes tipos de eventos críticos que las organizaciones deben estar preparadas para afrontar, lea nuestro post complementario,: Qué tener en cuenta en la planificación para la recuperación ante desastres.

Tom Crane, Gerente del Programa de Certificación, Everbridge

A medida que aumentan la frecuencia y la magnitud de los eventos críticos, las organizaciones deben asegurarse de que la creación y el mantenimiento de la resiliencia operativa se incorporen en su estrategia a largo plazo. La resiliencia operativa no es solo tener un plan para responder a los eventos críticos a medida que suceden, es un paso crítico que se debe incorporar en cada estrategia para garantizar que las empresas estén preparadas para enfrentar lo inesperado.


Muy pocas personas lo saben mejor que el experto en resiliencia empresarial de Everbridge, Tom Crane, que ayuda a liderar el programa Best in Enterprise Resilience (BER). Tom sabe lo que significa demostrar una resiliencia integral. Recientemente, ha abordado algunas preguntas clave sobre cómo las principales empresas están desarrollando la resiliencia operativa de manera diferente a otras.

P: ¿Por qué le apasiona hacer que las empresas se mantengan resilientes y en funcionamiento?

Tom Crane: Desde que era un niño, he aspirado a tener una carrera que ayude y sirva a quienes lo necesiten, y no hay mayor momento de necesidad que durante una crisis o un desastre. Comencé mi carrera en el ámbito de la seguridad pública y al haber sido testigo del impacto que pueden tener los acontecimientos mundiales como los desastres naturales y el terrorismo, me sentí inspirado para hacer más y luchar por conseguir un impacto más amplio. He tenido la suerte de trabajar con la seguridad nacional, con equipos de gestión de emergencias y de continuidad del negocio, y es gratificante poder ayudar a las personas y servirlas cuando más lo necesitan.

P: ¿A qué se refiere Everbridge cuando habla de resiliencia empresarial?

Tom Crane: Cuando Everbridge habla de resiliencia empresarial, estamos hablando de un enfoque integral para que las organizaciones trabajen juntas en todos los departamentos y divisiones para gestionar eventos críticos de todas las formas y tamaños, ya sea un incidente informático, una amenaza cibernética, un evento de seguridad vital, algo que afecte a su marca o ingresos, a su reputación o a sus operaciones generales. Las organizaciones quieren estar preparadas para el futuro frente a cualquier impacto importante, y la resiliencia empresarial adopta un enfoque integral para trabajar con todo el ecosistema de una organización para gestionar y resolver incidentes. Por último, la resiliencia consiste en ser capaz de resistir los acontecimientos y prosperar. Si puede adaptarse y vencer, por supuesto que es genial, pero quiere ser capaz de prosperar durante las situaciones adversas. En eso es en lo que realmente se centra la resiliencia empresarial.

P: ¿Cuáles son algunos de los pasos clave para crear una organización resiliente?

Tom Crane: Hay tres cosas clave que todas las organizaciones deben tener en cuenta cuando se trata de resiliencia. Lo primero que deben saber es cuál es su situación actual. ¿Pueden prosperar ante la adversidad? A menudo, eso significa comprender los riesgos a los que se enfrentan con un alto nivel de impacto; ¿se trata de un evento que es probable que suceda o de un evento del tipo cisne negro que no se ve venir? Segundo, una organización tiene que saber dónde se necesitan mejoras. Una cosa es saber dónde se encuentra hoy, pero lo siguiente que debe hacer es realmente saber dónde necesita hacer mejoras. Todas las organizaciones con las que he trabajado tienen una larga lista de cosas que pueden mejorar. Lo tercero es darle prioridad a esa lista de mejoras y comenzar a desarrollar sus habilidades y su capacidad para mitigar, prevenir, responder y recuperarse de los riesgos que son más devastadores y disruptivos para su organización.

P: Su trabajo implica evaluar a las organizaciones para identificar su nivel de preparación y resiliencia. ¿Qué hacen las organizaciones resilientes de primer nivel de manera diferente a las demás?

Tom Crane: Tengo la suerte de trabajar con organizaciones de primer nivel, como las de Fortune 50 y Fortune 500, para entender cómo gestionan los eventos críticos y veo temas comunes en las organizaciones que son resilientes de primer nivel. Las organizaciones de primer nivel aplican tecnologías, políticas y procedimientos para automatizar procesos, hacer las cosas de manera eficiente, evaluar riesgos, localizar e identificar el impacto en su organización. Las organizaciones que tienen activos en todo el mundo, diferentes oficinas, socios de la cadena de suministro y almacenes, tienen mucho que gestionar y necesitan supervisar la seguridad, la protección y la resiliencia de esos activos. Ser capaz de centralizar y reunir el conocimiento de la situación sobre las amenazas y los riesgos que se ciernen sobre las diferentes instalaciones, activos u operaciones es una parte importante de lo que las organizaciones verdaderamente resilientes hacen hoy en día. Además, automatizan y simplifican la gestión de la resolución de eventos y las comunicaciones durante todo el proceso. Tienen la tecnología, el personal y los procesos necesarios, y se forman y ejercitan para asegurarse de que son competentes y mejoran continuamente. Siempre se puede mejorar, y vemos que las organizaciones de primer nivel están haciendo mejoras constantemente para estar mejor preparadas y ser más resilientes.

P: ¿Cómo se aseguran las empresas de que su estrategia de resiliencia sea escalable a medida que su negocio crece o cambia?

Tom Crane: Muchas de las organizaciones con las que trabajamos están en continuo crecimiento y cambio, ya sea porque amplían sus productos y servicios, o porque aumentan su presencia a través de la adquisición de empresas o el crecimiento de equipos internos. Si hay una cosa que es constante, es el cambio, y por eso no hay una sola manera de garantizar que la empresa sea resiliente.En cuando a la resiliencia de las personas, una pieza importante del rompecabezas es asegurarse de que los socios, los proveedores e incluso la comunidad a la que se presta servicio se tengan en cuenta a la hora de incorporar nuevas personas a la red de seguridad de la empresa. La integración de nuevas personas en una plataforma de gestión de eventos críticos (CEM), por ejemplo, garantiza que se puede protegerlas, contabilizarlas y comunicar con esas personas durante incidentes importantes. Vemos que la tecnología se habilita y se centraliza de manera que apoya a toda la empresa.

P: ¿Cómo fomentan las empresas la resiliencia operativa dentro de su organización?

Tom Crane: Las empresas fomentan la resiliencia operativa dentro de su organización siendo colaborativas. Llegar a los diferentes departamentos y divisiones, reunirse, hablar sobre estrategias de riesgo y mitigación y de cómo responder y recuperarse crea un proceso de planificación sólido y colaborativo. El liderazgo de arriba hacia abajo también es fundamental para poder instituir políticas que realmente apoyen la gestión eficaz y eficiente de eventos críticos. Reunir a las personas y darles canales de responsabilidad para que sepan claramente de qué son responsables, e incluir ciertos objetivos en su plan de trabajo, ayuda a motivar a la gente y se asegura de que la resiliencia siga siendo una prioridad. Pocas personas dentro de una organización tienen asignada la resiliencia como su único objetivo. Se trata de trabajar en equipo y reunir a las personas que hacen muchas cosas diferentes y empoderarles para apoyar la resiliencia en toda la organización simplemente haciendo su parte.

P: Ha estado trabajando en un programa que Everbridge lanzó el año pasado llamado Best In Enterprise Resilience. ¿Puede hablarnos un poco sobre lo que es el programa y lo que representa para las organizaciones que forman parte de él?

Tom Crane: El programa BER premia a las organizaciones resilientes de primer nivel que han pasado por una evaluación rigurosa basada en un conjunto de prácticas recomendadas. Se les evalúa, certifica y provee con una instantánea de dónde se encuentran en su viaje de resiliencia. En el mundo actual, celebramos muchas cosas, pero la resiliencia no suele ser una de ellas. Hay que premiar la resiliencia. Las organizaciones que obtienen esta designación están orgullosas porque demuestra a su organización, sus clientes y el público que son fiables, dignas de confianza y el tipo de lugar en el que una persona quiere trabajar.

P: ¿Puede hablarnos un poco sobre la mentalidad del CSO de hoy en día? ¿Cuáles son algunos de los desafíos a los que se enfrentan y cómo puede la transformación digital y, más específicamente, la gestión de eventos críticos ayudarles a cumplir con sus obligaciones con una organización?

Tom Crane: El papel de un jefe de seguridad ha cambiado mucho en las últimas dos décadas. Antes eran armas, portones y guardias, y ahora es la transformación digital, la automatización de los procesos y la integración y modernización de tecnologías. Una plataforma de CEM proporciona el entorno operativo común donde un CSO puede estar seguro de que su organización está monitorizando de manera eficaz los riesgos y comunicándose con su personal. Realmente simplifica el papel y ayuda a cumplir la misión del jefe de seguridad de una manera que es francamente necesaria.

P: ¿Qué pueden hacer las empresas actualmente para comenzar su viaje hacia la resiliencia empresarial?

Tom Crane: Si una organización quiere comenzar su viaje hacia la resiliencia y aspira a que toda la empresa sea resiliente, sugiero que mire a las organizaciones de primer nivel que han obtenido la certificación Best in Enterprise Resilience. Estas organizaciones destacan en cuatro áreas de competencia: datos y análisis, automatización inteligente de procesos, transformación digital y comunicación y colaboración. Las organizaciones que destacan con datos y análisis pueden rastrear amenazas y riesgos para su personal, lugares y operaciones y tener conocimiento de la situación en tiempo real. En cuanto a la automatización inteligente de procesos, las organizaciones de primer nivel automatizan procesos para ahorrar tiempo y cosas de manera más eficaz, especialmente mediante la monitorización de la información y la identificación de amenazas para su negocio o su organización. Tienen plantillas preparadas para diferentes eventos que incluyen la información correcta, que se entregará de la manera correcta y se enviará a las personas adecuadas en función de las circunstancias. También se trata de colaborar con la gente de manera eficiente, ya sea lanzando instantáneamente una conferencia telefónica cuando ocurre un evento crítico, comunicándose a través de diferentes medios, no solo por correo electrónico estándar o una llamada telefónica, sino por mensaje de texto, correo electrónico, llamada telefónica, aplicación móvil, alertas de escritorio.

 

El aumento de las amenazas tanto físicas como digitales a la seguridad ejerce una mayor presión sobre los CISOs (directores de seguridad de la información) y otros profesionales de la seguridad que deben prepararse y mitigar las amenazas a la seguridad de todo tipo que están evolucionando. Para proteger a las organizaciones y a su personal, los equipos de seguridad deben ser capaces de visualizar las amenazas, responder rápidamente y comunicarse de manera eficaz.

Según un estudio reciente, el 84 % de los líderes en seguridad cree que su empresa podría prevenir mejor las crisis si todos los miembros de su equipo de seguridad física pudieran ver los datos de las amenazas en una única solución.

Para hablar de estas tendencias, nos pusimos al día con el galardonado Jeremy Capell, CISO en Everbridge, para debatir sobre las tendencias emergentes de seguridad física y digital y sobre cómo los profesionales de la seguridad pueden protegerse mejor contra ellas y fomentar una mayor resiliencia organizacional.

¿Por qué le apasiona la seguridad corporativa?

Jeremy Capell: Me apasiona especialmente la seguridad corporativa porque mi carrera original comenzó en esta área y nos estamos moviendo en una dirección en la que ya no se trata de «¿cómo se protege ese sistema o ese negocio?», sino de «¿cómo protegemos a los individuos, a las personas, a nuestra sociedad, a las comunidades y a nuestros estados nacionales?».
Estamos llevando la seguridad desde la mera protección de los sistemas informáticos tradicionales hacia una infraestructura más crítica, el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que está cada vez más presente en nuestras comunidades. Y es casi devolver la seguridad a ese concepto fundamental de resiliencia. 

En su opinión, ¿cómo está cambiando el papel del CISO?

Jeremy Capell: Estamos entrando en una década digital. Hemos visto los comienzos de esto, pero si nos paramos a pensar, ahora tenemos comercio electrónico, administración electrónica e incluso identidad electrónica. Las redes sociales están siempre presentes. Por lo tanto, el papel del CISO debe seguir el ritmo de estas tendencias.
El otro aspecto incluye los entornos físicos tradicionales, como las instalaciones de infraestructura crítica para las empresas y la fabricación. Solían estar aislados y ahora están entrando en una era digital donde son accesibles desde cualquier parte del mundo a través de Internet. Y eso, obviamente, conlleva un gran aumento de nuevas amenazas y oportunidades que los atacantes aprovechan y, a la inversa, que los CISO deben abordar. 

¿Qué tendencias de seguridad física y digital está viendo?

Jeremy Capell: Al mirar las tendencias asociadas tanto con lo físico como con lo digital, lo que se ha vuelto extremadamente evidente es la convergencia de lo físico y lo digital. Si echamos un vistazo a los atacantes, ellos utilizan el acceso a lo digital para conseguir acceder a lo físico, o utilizan el acceso a lo físico para conseguir acceder a lo digital. Ahora lo vemos a una escala mucho mayor.

Vemos la crisis de Ucrania como un ejemplo en el que se avecina un ataque híbrido. En el frente digital, hemos visto un aumento significativo en los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS, por sus siglas en inglés) en infraestructura crítica para interrumpir las operaciones y hacer que una invasión terrestre sea mucho más fácil. También vimos la retención de una vulnerabilidad, que se utilizó en el virus Hermetic Wiper, similar a un ransomware, excepto que no entra en ningún dato criptográfico, simplemente lo elimina por completo para crear una interrupción en el servidor. Por último, hemos visto en el frente digital una cantidad significativa de desinformación que se propaga a través de las redes sociales y de las comunidades. 

Si sufre un ataque coordinado, necesita una respuesta coordinada para poder defenderse. De lo contrario, será un caos. Entonces, la falta de comunicación permite al atacante tener una ventaja que no tendría si existiera una respuesta conjunta preparada y entrenada que puede defenderse y resistir un ataque. 

¿Qué otras tendencias de seguridad ve? 

Jeremy Capell: Creo que uno de los mayores aumentos que hemos visto es una evolución de los ataques de phishing y de los ataques de whaling. Lo que quiero decir con esto es que los ataques de phishing tradicionales a los que todos estamos acostumbrados eran frases estándar que se distribuían en masa por correo electrónico con la esperanza de que algunas personas hicieran clic en ellas. Y ciertamente, la gente hizo clic en ellas.

Lo que está cambiando ahora es la inclusión de la inteligencia artificial (IA), porque esta se está convirtiendo en una industria real. En cuanto a la inteligencia artificial, básicamente rastrea a través de Internet cualquier información que pueda obtener sobre un individuo, por lo que obtiene información personalizada sobre dónde trabaja y para quién trabaja, propiedades que tiene en alquiler, lo que hace en las redes sociales y así sucesivamente, y agrega esta información. Define mensajes para que pueda generar mensajes automáticamente dirigidos a las personas a gran escala. Entonces, lo que vemos son ataques mucho más personalizados dirigidos a las personas, pero que aún se hacen sin la necesidad de que las personas tengan que pasar por eso como un servicio de ataque y simplemente se produce en masa a través de la inteligencia artificial. 

¿Cómo pueden los profesionales de la seguridad adoptar un enfoque más holístico ante este tipo de amenazas, ya sean físicas o digitales?

Jeremy Capell: Adoptar un enfoque holístico de la seguridad es muy importante. A mí me gusta hablar de un ecosistema. Al formar un ecosistema, debe tener dos puntos de confianza. Primero, la mensajería debe ser segura. Y de nuevo, el individuo necesita confiar en que el mensaje que le llega de las soluciones es seguro, no se interrumpe y no le lleva a un lugar al que no debería ir. Necesita asegurarse de construir esa confianza a través de la práctica. Esas personas necesitan saber que estas soluciones funcionan y que se ha practicado con ellas. Segundo, está el coordinador, el CISO, que coordina y responde. Ellos también necesitan confiar en las soluciones que tienen.
Ya no es suficiente con tener una solución únicamente con el propósito de pasar una auditoría, porque proporcionan cierto nivel de notificación o comunicación. Se necesita ese ecosistema, que incluye la capacidad de tener activos sobre el terreno, o incluso volar en aviones o viajar en autobuses y extraer individuos. Y necesitan esas capacidades y conciencia situacional sobre el terreno. 

¿Qué pueden hacer los profesionales de la seguridad, incluidos los CISO, ahora para prepararse mejor para futuras amenazas de seguridad y desarrollar la resiliencia empresarial que necesitan para prosperar? 

Jeremy Capell: Los profesionales de la seguridad ahora pueden comenzar a construir una práctica más resiliente mediante la convergencia de muchas de esas prácticas, ya sean físicas o digitales. Aquí es donde un CISO puede trabajar mano a mano con otros profesionales de la seguridad para implementar responsabilidades aumentadas en lugar de operar en silos completos. Lo que no queremos es una circunstancia en la que la falta de, digamos, credencial para entrar en una instalación, permita que un atacante deje un USB que le otorgará acceso digital. Tampoco queremos la solución que se utiliza para facilitar la entrada a un edificio comprometido, ya que las personas podrían volver a crear digitalmente las credenciales y obtener su propio acceso a entornos físicos a los que no están autorizadas a acceder.
Realmente, es esa convergencia y colaboración, que une esas dos entidades y responsabilidades, lo que ayuda a traer resiliencia a esa organización. La resiliencia no es solo la capacidad de responder. También es la capacidad de recuperarse rápidamente: la capacidad de avanzar y mejorar para poder responder a los ataques híbridos que llegan de forma continua a medida que evolucionan. 

¿Qué consejo tiene para otros CISO que miran hacia el futuro de la seguridad?

Jeremy Capell: Creo que el consejo para los CISO de todo el mundo es realmente entender que el papel del CISO está cambiando de proteger una solución particular dentro de un negocio, o un producto dentro de un negocio, a contribuir a la protección de las sociedades, comunidades y naciones. Para nosotros, como sector público y privado, es importante contribuir a la defensa de esta nación y, a nivel mundial, de las naciones de todo el mundo. La protección es importante y proviene de la colaboración de los CISO con otros profesionales de la seguridad y de encontrar ese equilibrio entre lo digital y lo físico y cómo vamos a trabajar juntos para responder al unísono. 

¿Cómo puede Everbridge ayudar a las empresas a abordar algunos de estos desafíos que ha mencionado y a desarrollar resiliencia? 

Jeremy Capell: Everbridge tiene la capacidad de cambiar y ayudar a las empresas, comunidades y naciones cuando tienen que lidiar con eventos críticos de todo tipo. La capacidad de proporcionar resiliencia respondiendo y recuperándose de las perturbaciones, sin importar lo que sean. En primer lugar, lo más importante es contar con información sobre riesgos e inteligencia. Quiere tener la capacidad de disponer de información agregada e inteligencia en la que puedas confiar, para que cuando tome decisiones, tome las decisiones correctas. Everbridge hace un gran trabajo al atraer múltiples fuentes diferentes de todo el mundo en cuanto a agregar inteligencia y proporcionar ese concepto. 
Everbridge también asegura que las comunicaciones del coordinador a los destinatarios, y viceversa, son muy seguras y que no hay interrupción en ese proceso. Yo diría que otro aspecto además de eso es la coordinación con la respuesta física: la capacidad de utilizar los recursos sobre el terreno. Everbridge ayuda a sus clientes a proteger los activos, organizar rutas de evacuación y garantizar que las personas que están sobre el terreno sean conscientes de la situación para poder adaptarse a las circunstancias cambiantes. El ecosistema que ofrecemos es especialmente importante en estas circunstancias. Un ecosistema unificado como la plataforma Everbridge brinda a las empresas la confianza que necesitan para responder a eventos críticos.

 

Nos complace anunciar que xMatters, una empresa de Everbridge, superó a PagerDuty en un informe de referencia publicado recientemente por GigaOm.

En el informe se analizan en profundidad las características y funcionalidad de las plataformas xMatters y PagerDuty: un amplio estudio comparativo basado en pruebas realizadas en ambas plataformas. El mero hecho de haber sido seleccionados para participar en un estudio de esta magnitud no solo demuestra nuestro esfuerzo por mantener las empresas seguras y las operaciones en marcha tanto en entornos físicos como digitales, si no que refuerza además nuestro compromiso con la satisfacción y el éxito de nuestros clientes.

Los números de xMatterss

xMatters es un producto básico de Everbridge que potencia nuestra innovadora solución de operaciones digitales. Actúa como plataforma de fiabilidad de servicios para que las organizaciones automaticen las operaciones, garanticen el funcionamiento constante de las aplicaciones y ofrezcan productos excelentes a escala. Mediante herramientas patentadas como Flow Designer, las empresas pueden crear y diseñar flujos de trabajo y cadenas de herramientas de manera personalizada, para satisfacer las necesidades específicas de sus equipos con sencillas funciones de tipo «arrastrar y soltar».

En el Informe de referencia de GigaOm publicado en 2022, esta firma de investigación señala lo siguiente:

  • El coste de xMatters es el 49 % del de PagerDuty ofreciendo la misma funcionalidad.
  • El uso de xMatters puede reducir los costes laborales de una empresa del Fortune 50 hasta un 25 %.
  • Una empresa del Fortune 1000 puede ahorrar más de 200 millones de USD en gastos no planificados implementando la automatización de la gestión de incidentes informáticos.

GigaOm analizó a fondo la plataforma xMatters y realizó múltiples pruebas: en el informe de referencia pueden consultarse en detalla las descripciones, los hallazgos y los beneficios resultantes.
En dicho informe también puede obtener información detallada sobre las características clave de xMatters que permiten a los usuarios evaluar y actuar rápidamente en caso de interrupciones del servicio antes de que dichas interrupciones afecten a la experiencia del cliente, así como analizar a posteriori y de forma integral los problemas y procesos de cara mejorar continuamente los procesos y servicios.

xMatters y la plataforma de operaciones digitales de Everbridge

Desde la adquisición de xMatters, en Everbridge venimos integrando esta innovadora herramienta en nuestras soluciones, ofreciendo a nuestros clientes un acceso sin fisuras a esta plataforma líder del sector. Hoy, xMatters potencia nuestra solución de operaciones digitales, una plataforma que ofrece modelos ágiles de prestación de servicios y proporciona resiliencia organizativa para los sistemas informáticos y los servicios digitales. En el mundo actual, siempre conectado, mantener la seguridad de las personas y el funcionamiento de las empresas va mucho más allá de la mera seguridad física. Las operaciones digitales requieren estrategias de resiliencia que garanticen la protección a largo plazo, y xMatters es crucial para protegerse frente a incidentes mayores e interrupciones operativas.

Conozca a fondo el Informe de referencia de 2022 de GigaOm y la plataforma de operaciones digitales de Everbridge.

Solicitar una demostración